FOTOS: ¡Mi México querido!

Viajar a México me hizo caer en cuenta que siempre he tenido una conexión única con esta hermosa cultura. He sido seguidora de su arte, escritores, comida, música y además, tengo varios amigos cercanos de este hermoso país.

Planear mi viaje me tomó unos cuantos días. Le pregunté  a mis amigos y amigas mexicanas sobre sus lugares favoritos, a personas que han viajado a México, y leí varias recomendaciones de diferentes páginas.  Lo que si tenía claro, era que quería probar las diferentes comidas, ir al Museo de la casa de Frida y al estudio de Diego Rivera, y conocer todas esas construcciones históricas que hacen de México un país rico en historia y cultura.

Para mi primer viaje a México decidí visitar solamente Ciudad de México (y sus alrededores) y la hermosa ciudad colonial de San Miguel de Allende. Viaje por 10 días, del 26 de agosto al 4 de septiembre de 2017,  temporada baja que hizo del recorrido mucho más placentero para conocer. Gracias a mis queridos amigos en México, Laura y Pablo, por sus consejos y amor durante este inolvidable viaje. Aquí les quiero compartir mi itinerario y recomendaciones:

DIA 1 (centro histórico de la Ciudad de México):

Mi primer día en México se lo dediqué al centro histórico de la ciudad. Bien temprano me fui a ver el Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández en el hermoso Palacio de Bellas Artes. Para empezar, el Palacio de Bellas artes es un centro histórico único, con una arquitectura hermosa, un lugar dedicado al arte, la ópera, la danza, la música, uno de los sitios que tienen que visitar durante su paso por esta ciudad. Pero mi verdadera recomendación es visitarlo y ver el ballet que literalmente me puso la piel de gallina. Me senté en la parte de arriba del teatro, cada una de las piezas del Ballet Folklórico de México me sacó una sonrisa, por la historia detrás de cada coreografía, por los vestuarios, y la alegría que transmitían los bailarines. Algunos de los bailes del ballet fueron la danza de los Matachines, que se lleva a cabo durante celebraciones religiosas, la fiesta en Tlacotalpan, donde salen enromes figuras de personajes bailando, la danza del venado, donde se muestra la caza del venado de una forma increíble. ¡No se lo pueden perder! Y para mi sorpresa, ese día, en el mismo palacio, estaba la exhibición “Picasso & Rivera: conversaciones a través del tiempo”donde aprendí mucho sobre la relación de estos dos artistas a través de la pintura ¡Danza y arte en un solo lugar, increíble!

Luego, aproveché  para visitar El Palacio de Correosque queda exactamente al frente del Bellas Artes. La arquitectura ecléctica de este lugar es hermosa, un lugar que no pueden dejar de visitar. De ahí me fui caminado por la Avenida Madero, una calle peatonal que te lleva hasta Zócalo, la plaza principal de la Ciudad de México. En la avenida encontrarán varios restaurantes y cafes, como el popular Cielito Querido Café, donde las conchitas de chocolate y el chocolate con chile es delicioso. También verán más muestras de arquitectura como la Casa de los Azulejosque tiene una fachada exterior bella de la época del barroco, y la iglesia de San Francisco. Para comer, encontré varios lugares para probar quesadillas deliciosas (dónde me pareció curioso que me preguntarán si quería con queso o no), y otras comidas.

Cuando llegué a Zócalo quedé maravillada. Es inmensa, y tiene una bandera de México gigante en el centro. El primer sitio que entré fue la Catedral Metropolitana de Méxicouna construcción hermosa dónde aprendí de varios santos y figuras al hablar con uno de los vendedores, por ejemplo sobre el Señor del Veneno. Además podrán ver parte de pirámides en el sótano. Otro edificio que visite fue el Palacio Nacional, donde nada más y nada menos pude ver algunos murales del artista Diego Rivera. El Palacio es un lugar hermoso para visitar, pero cuando ven el mural de Diego se quedan sin aliento.  El principal queda en las escaleras a la mitad de la plaza, un mural grandísimo que cuenta la historia de México de una manera increíble ¡No podía creer que estaba al frente de esta obra!

Terminé mi día con el Museo Memoria y Tolerancia. Un lugar que nos recuerda la importancia de aceptar la diferencia, de amarnos sin importar de dónde somos, porque ser diferentes es una riqueza para nuestra alma. 

DIA 2

Hoy me levanté tempranito para ser parte de un tour maravilloso: Me fui a las pirámides de Teotihuacán –“ciudad de los dioses”-, el sitio arqueológico Tlatelolco y a la Basílica de Guadalupe. El tour lo tomé con Tours & travel Teotihuacánse los súper recomiendo, éramos sólo 5 personas y el guía, Don Fidel,  era un muy conocedor de la historia.

Nuestra primera parada fue Tlatelolco, un lugar increíble donde se puede precenciar diferentes épocas a través de la arquitectura española, la moderna y la de los mayas.

Luego llegamos a la Basílica de Guadalupe.  Yo como creyente me sentí muy especial al estar al lado de la virgencita, orarle, agradecerle de poder estar en este país tan hermoso y poderla visitar. Hay 2 basílicas: la antigua y la nueva. La antigua es bien curiosa porque esta muy inclinada:), esto se debe a que gran parte de Ciudad de México está construida sobre el lecho de una antigua laguna. Aunque el paso fue rápido, oré, vi a la virgencita y compré algunos recuerdos en la tienditas afuera de la Basílica antigua.

Y bueno, llegó la hora del largo viaje hacia las pirámides. ¡Llegamos! No puedo expresar lo que sentí, estar en un lugar que fue construido hace miles de años, conocer la historia de la ciudad de Teotihuacán, aprender sobre sus rituales, costumbres, dioses, y cómo estaban perfectamente organizados (Una explicación muy bien hecha por nuestro guía). Subir la Pirámide de la Luna y la Pirámide del Sol es algo que tienen que hacer, por lo menos, una vez en su vida. Fue una experiencia única y maravillosa. Cuando subí hasta la mitad de la Pirámide de la Luna, porque no se permitía más, sentí una paz muy bonita, y bueno también un poco de vértigo cuando me acercaba a las orillas. Me quedé un buen rato contemplando, pensando, agradeciendo, respirando, hasta que vi la nube con señal de lluvia y caminé rápido hasta la Pirámide del Sol por la conocida Avenida de los Muertos. En esta pirámide sentí más la altura, era altísima pero llegué a la cima. Se siente muy lindo llegar hasta arriba, ver el paisaje ¡No hay palabras! Aprendí mucho en este viaje a la ciudad de Teotihuacán.

Mientras estábamos en esta ciudad pasamos por un pequeño taller de plata donde aprendimos el proceso y, además, nos mostraron los varios usos del Maguey, con el que se puede preparar un delicioso pulque.

DIA 3

Para este día decidí ir al Museo Nacional de Antropología e Historiauno de los museos que tienen que visitar. Pienso que es el plan perfecto para ir el día después de visitar las pirámides para que se complemen lo aprendido en la Ciudad de los dioses. Desayuné en la cafetería del museo, y la verdad me encantó.

Este museo es grandísimo, así que pregunté y visite las salas “más importantes”: Fui a la sala Teotihuacán, la sala Mexica, la sala Maya, la sala Oaxaca, y la de los pueblos mayas de las montañas. Cada una de ellas es súper interesante, recomiendo mucho leer la información de las salas, es increíble la historia de estás culturas (y ver el trabajo y la forma de vivir de ellos).

En el museo tarde como unas 4 horas, y luego decidí caminar un poco por el bosque de Chapultepec hasta llegar al Castillo Chapultepec. Un castillo muy lindo, sólo entre hasta la puerta, pero podría ser un lugar interesante para conocer.

Luego tomé un Uber, aunque también me transporte en el metro y en Metrobús, para almorzar con mi amiga Anita, quien vive muy cerca al Museo Soumaya, que tiene una arquitectura súper interesante y principalmente arte moderno. Por aquí cerca también queda la Surtidora Don Batiz, un restaurante que visité la primera noche de mi estadía en México, delicioso y súper recomendado.

DIA 4

Este día decidí dedicárselo a Frida Kahlo y a Diego Rivera. Estaba muy emocionada, ya que he sido seguidora de Frida por muchos años y nunca pensé que estar tan cerca de su vida me terminaría inspirando más que nunca. De hecho, recomiendo visitar su casa así no sean seguidores de su trabajo.

La noche anterior compré la entrada al Museo Frida Kahlo, ya que me estaba quedando en un sitio cercano a su casa, y preferí no pagar por ningún tour. La verdad fue la mejor decisión porque me demoré como 5 horas contemplando la casa, sus obras, su vida, y en un tour no hubiera podido hacerlo a mi ritmo.

Y llegué a su casa, la casa donde Frida y Diego vivieron tantas cosas, la casa donde pintó, lloró, sonrió y organizó un montón de fiestas. Entrar a cada una de las alcobas, ver sus pinturas, como cada una de ellas eran ella, su historia, sus miedos, sus pensamientos. Leer sus palabras en las paredes, ver sus pertenencias, entrar a su cuarto. Fue como hablar con ella, ver la mujer fuerte, la mujer que con dolor sonreía, celebraba la vida, resaltaba. No puedo expresar con palabras cómo ir a su casa fue la experiencia más linda como mujer, porque vi en ella (su casa, sus obras, su ropa única) el amor, el dolor, la esperanza. Por eso me demoré tanto, porque analice todo. Volvería  una y otra vez a visitarla.

Cuando terminé mi recorrido por su casa, donde tomé fotos, me llevé algunos recuerdos y simplemente me quedé contemplando y aprendiendo, me fui a dar una vuelta, Coyoacán, lugar dónde se encuentra la casa azul. Caminé hasta la plaza principal, y en el camino me encontré con el mercado Coyoacán, un lugar mágico donde encuentran regalos muy típicos de la región y de México y comida típica deliciosa. Dentro del mercado había un restaurante, La Cocina de mi Mamá, donde almorcé un plato muy casero. La plaza principal es muy bonita, tiene varios restaurantes, lugares para comer churros y tomar chocolate y café.

Me quedé un rato aquí y luego seguí mi camino al estudio de Diego Rivera, ubicado en la colonia San Angel Inn. Otra experiencia inolvidable: primero el estudio  y la casa de Diego y Frida fue construida por Juan O’ Gorman, quien se destaca por el funcionalismo, donde es muy interesante ver la simplicidad de su trabajo pero buscando siempre el funcionamiento de la misma. Por ejemplo, la construcción fue perfectamente diseñada para que la luz no dañara las pinturas o los cables de electricidad estaban por fuera así no tenían que romper las paredes si tenían que reparar algo.

El estudio de Diego, lugar donde falleció y le hicieron la velada. Aquí se puede ver su fascinación por coleccionar figuras antropológicas, por preservar la cultura mexicana y sus pinturas. Es el mismo lugar donde grabaron una de las escenas de la película Frida. El estudio está conectado por un pequeño puente a donde era el estudio de Frida antes de que ella lo descubriera con su hermana. En este había una exhibición, ya que Frida se había llevado todo cuando se enteró de la infidelidad.

En este lugar terminé mi día y me fui a preparar para mi  viaje a San Miguel de Allende. Hagan click aquí para que conozcan más sobre mi Viaje a San Miguel.

2 thoughts on “FOTOS: ¡Mi México querido!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s